Muchos son los escritos sobre cómo deben ser las invitaciones de boda, que según el tipo de celebración deben ser sobrias, clásicas, modernas, temáticas, etc. Sin embargo en este apartado queremos hacer  referencia a como un “simple” detalle como la invitación puede generar más de un afán a las parejas y su entorno.

Con los tiempos de dedicación entre elección de vestimenta, lugar, tema, pastel, accesorios, a muchas personas se les olvida que las invitaciones son un factor determinante para que su celebración tenga la concurrencia de sus invitados. Cuenta un chiste popular que una pareja llega a su matrimonio y la novia le dice al novio: “el pastel esta delicioso, la decoración elegante, los recuerdos impecables, el lugar maravilloso. ¿Y la gente? ¡Lo único que tenías que hacer era enviar las invitaciones!

Pues bien como vemos la lista de invitados es un paso a definir para hacer las invitaciones, pues esta lista nos da el criterio para saber la cantidad de invitaciones que van a necesitar, para ello es necesario leer y releer para que no les pase a último momento algún olvido en particular o poder hacer ciertos recortes.

El otro aspecto es los colores de la invitación, las texturas, los materiales, el tamaño y algunos detalles que quieren que sean incluidos, todos queremos que nuestras invitaciones sean únicas, pero llega un momento en que debemos determinar el modelo, aquí si una novias indecisa es compleja, un novio indeciso es equivalente a 3 novias, mejor no nos imaginemos a una pareja indecisa. Pero tranquilos que para esto siempre hay una luz al final del túnel, en la mayoría de los casos las invitaciones tienen que ir acorde a la decoración del lugar donde se celebrara la boda y ese es un punto para elaborar las invitaciones.

El contenido de la invitación es versátil (adaptable a cada requerimiento) pero necesita una información básica y clara, por ejemplo lugar, fecha, hora deben estar establecidos de forma que no haya espacio parta la confusión, no vaya a pasar que sus invitados lleguen a otro lugar a en un horario diferente.

Otra cosa que puede ser un detalle que genere un dolor de cabeza más es el pensamiento, poema o frase que puede acompañar a su invitación,  esto es algo que a veces pasan por alto pero hacer copia y pega de algún pensamiento puede causar ciertos calores, por ejemplo de una invitación que decía; “Hoy que sé quién eres te amo más que nunca, y quiero vivir para siempre contigo “HADA ALCOHÓLICA” mojada por la lluvia de tus veintitrés, trajiste amor a mis brazos” Seguramente muchos de los invitados se imaginaron a la novia. Por eso lo recomendable es un pensamiento corto y que haya sido cuidadosamente elegido.  Por eso es bueno solicitar asesoría para evitar este y otros inconvenientes y hacer de sus invitaciones un gran detalle.

Si saben de algunos casos de anécdotas con las invitaciones de duda dejen sus comentarios, igual sobre otros temas de los que podemos hablar.

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Suscribete a nuestro Blog

Recibe todos nuestros nuevos articulos, te avisaremos por correo electronico.

Te has suscripto correctamente, Gracias !