Cada familia tiene sus costumbres, pero una en la que coincide la mayoría es la pedida de mano; finalmente, una hija no se casa todos los días ¿cierto? Tradicionalmente, representa la unión de ambas familias y la seriedad con la que el novio toma el compromiso de una decisión de suma importancia: el matrimonio. Las tradiciones y los protocolos han cambiado, el grado de formalidad dependerá del estilo de cada familia y de lo que los novios acuerden. A continuación te pasamos algunos tips para que abunde la magia en esta ocasión tan especial.

Define un estilo

Así como la boda tendrá uno, a la pedida de mano no le puede faltar y lo primero es ¿cómo te gustaría que fuera ese momento? o ¿Cómo te lo imaginas? Incluso podrías elegir una temática. Por ejemplo, para un estilo casual y mermar los nervios que implica la ocasión, si les gustan los deportes podrías elegir una fecha que coincida con algún evento deportivo, colocar una mesa con bebidas, snacks y postres que a la mayoría les guste. Si prefieres algo más sofisticado, una cena de tres tiempos sería una buena opción o tipo cocktail.

Bocadillos

Son ideales para ofrecer tras la llegada del novio y de su familia, cuando comienza el chit chat para conocerse o, si para eventos sencillos en donde se prescinda de una cena formal. Puedes comenzar con un platón de quesos surtidos o de carnes frías; ceviche con galleta de soda y salsas; brochetas con salsa dulce, alitas de pollo a la BBQ o mejillones al vino; empanaditas de queso, de plátano o camarón; dedos de pescado empanizado, puntas de lomo a la jalapeña, dip mexicano o de atún; guacamole con tortilla frita o mousse de espárragos.

Cena

Generalmente es de tres tiempos, aunque puedes adaptarla y recortarla. Para no complicarte demasiado, como entrada podrías ofrecer crema de champiñones, de poblano o de queso con uvas; spaghetti a la crema, a los tres quesos, poblano o codito a la crema con piña y jamón en frío; salmón a la naranja, pollo o lomo en adobo, a la mostaza o salsa de chipotle; con ensalada, papa horneada o espinacas a la mantequilla.

Postre

Lo tradicional es el pastel; de 5 chocolates, pan de elote, zanahoria, cheesecake, tiramisú o imposible acompañados de café o té. También puedes servir en copas fresas o duraznos cubiertos de yogurt o pudín de chía con fresas y moras.

Bebidas

Vino y champagne son los favoritos. El vino se consume, principalmente, como acompañante de diferentes platillos; el tinto y rosado es recomendable para carnes rojas, el blanco para pollo y pescado, básicamente. Si optas por un maridaje de quesos y vino, el blanco combina mejor con quesos blandos y de sabores fuertes; el tinto para sabores fuertes y de textura dura. El Champagne, además del brindis, combina con sabores frutales y es uno de los acompañamientos top para postres.

Esperamos que estos consejos te ayuden a preparar la pedida de mano de tus sueños y no olvides compartirnos tu increíble experiencia.

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Suscribete a nuestro Blog

Recibe todos nuestros nuevos articulos, te avisaremos por correo electronico.

Te has suscripto correctamente, Gracias !