En mi Boda Perfecta ya son muchos de los casos que nos relatan el ¨Estrés Prenupcial¨, este periodo es más conocido como crisis antes de la Boda, porque si bien las emociones y sentimientos están a flor de piel, organizar el día perfecto hace que tengamos sentimientos revueltos e incluso llega la duda de si formar un futuro sería lo ideal o no en estos momento, pero tranquilos! No se alteren ni se adelanten, este es tan solo un obstáculo más que lo puedes prever o disminuir significativamente haciendo de su relación más fuerte y duradera, sin olvidar los recuerdos de todo el drama de tenerlo todo perfecto, para eso te daremos unos tips para que tengas en cuenta.

  • Delegar parte de las funciones

No tratar de abarcar todo y permitir que tus familiares y amigos ayuden con los preparativos hará que te sientas menos presionada. Y si el presupuesto lo permite, un buen wedding planner puede hacerse cargo de todos los detalles que tanto nos agotan. Y si todavía tienes dudas, mira en qué te ayuda un planificador de bodas.

  • Planificar

Realiza una buena planificación de las distintas actividades para evitar los nervios y las prisas de última hora. Puedes comenzar haciendo una lista de todo lo que hay que hacer, e ir programándola en una agenda. Una buena idea es la planeación por semanas: compra un cuaderno y emplea una simple cuadrícula que señale la fecha, el día de la semana y la hora de la actividad. También puedes anotar el nombre de la persona que se hará cargo de alguna de las tareas para comunicarte con ella. Seguramente te ayudará a ver claramente las cosas que están pendientes y las que están programadas.

  • Haz ejercicio

Aunque lo más conveniente es asesorarse con un especialista al momento de comenzar con una rutina de ejercicios, hacer yoga, dar una caminata o un paseo en bicicleta a diario siempre viene bien: el simple hecho de cambiar de espacio te ayudará a despejarte y podrás seguir con los preparativos de una forma más tranquila. Si optas por hacer gimnasia, aeróbicos, pesas o natación, trata de no seguir rutinas demasiado agotadoras: en un mes no podrás hacer lo que no has hecho en años.

  • Cuida tu alimentación

Debido a la falta de tiempo es probable que te saltes alguna comida y las reemplaces con alimentos poco convenientes. No pasa nada si te comes un par de galletas o un chocolate para llegar a tiempo a una cita, pero si mantienes esta rutina durante varios días seguramente verás cambios en tu peso y tu aspecto. Aunque sientas que no tienes tiempo, trata de seleccionar correctamente los alimentos que tomarás durante el día, ya que aportan los principios nutritivos que necesita tu organismo. Evita comer demasiado poco (el estrés puede producir inapetencia) o calmar la ansiedad “devorando” todos los dulces que encuentras a tu paso.

El ultimo pero el más importante!

Un día antes, planifícalo para irte un día en spa o hacer lo que más te guste, pero en tranquilidad total, recuerda que tienes que estar relajada y con todas las energías para empezar bien tu día, piensa en cosas positivas, come rico y en lo posible apaga tu celular.

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Suscribete a nuestro Blog

Recibe todos nuestros nuevos articulos, te avisaremos por correo electronico.

Te has suscripto correctamente, Gracias !