Muchas parejas deciden celebrar su boda sin niños, bien por cuestiones de presupuesto o simplemente porque les apetece disfrutar del evento sin el estrés y alboroto que suelen provocar estos pequeños angelitos, especialmente en sus padres.

Y es que los niños son encantadores y no hay duda de que ponen el toque alegre y tierno en cualquier celebración, pero son sólo eso, niños, constantemente necesitan atención y espacio libre para corretear y divertirse, no entienden de protocolos y es prácticamente imposible esperar de ellos la ideal estampa de infantes tranquilos y formales durante el tiempo que dure la ceremonia.

Sin embargo, una ‘boda sólo de adultos’ representa un asunto delicado, y el hecho de que algunos novios se decanten por esta opción ‘políticamente incorrecta’ puede acarrear desavenencias familiares o incluso acabar con algunas amistades. Por otro lado, es cierto que si los niños son muy pequeños, además de no enterarse de nada, llevan unos horarios difíciles de ajustar con la dinámica de una boda, se suelen aburrir en la ceremonia o no les gusta el menú elegido, por no hablar de los padres, que tienen que estar constantemente atendiendo a sus hijos y prácticamente no pueden disfrutar de la celebración.

¿Cómo quedar bien con todo el mundo? Si le apetece tener pajes y damitas o que los hijos de sus amigos y familiares estén presentes en tu gran día, y por supuesto, tu presupuesto se lo permita, hay una solución ideal para no dejar a los más pequeños en casa y que al mismo tiempo todos los invitados disfruten de la boda. Seguid leyendo atentamente porque desde Mi Boda Perfecta les damos algunas ideas originales, más allá del servicio típico de canguros o cuidadores, para conseguir una boda kid-friendly y que sus niños se diviertan como nunca. ¡Tomen nota!

Búsqueda del tesoro o ‘Veo veo’

Para combatir el aburrimiento, nada como darles a los peques una actividad dirigida en la que puedan desarrollar su espíritu aventurero y explorador por naturaleza. Crear un juego en el que tengan que buscar un codiciado tesoro o en forma de ‘veo veo’ relacionado con la temática boda e invitados, como por ejemplo un vestido rojo, unos muñecos vestidos de novios o un cupcake de color verde. Además si quieren un extra de diversión, dadles una cámara de fotos desechable, seguro que se quedan con la boca abierta con el resultado.

Teepees divertidos

Un detalle con mucho estilo y que puedes adaptar para tus invitados más pequeños en forma de rincón de relax o chill out con alfombras y cojines de colores, con libros y cuentos adecuados a su edad, pinturas y cuadernos para que den rienda suelta a su creatividad, una pizarra gigante, un photo booth con disfraces y accesorios, juguetes para se entretengan… ¡Lo que se os ocurra para una diversión y entretenimiento al 100%!

Talleres de cocina

Cupcakes, decoración de dulces, galletas, croquetas, ensaladas, pasta, pizza… Una oportunidad única para que los niños más mayorcitos saquen el pequeño chef que llevan dentro y se diviertan a la vez que aprenden a elaborar platos muy ricos para ellos y las claves para seguir una dieta sana y equilibrada. Cuando terminen, ¡será estupendo degustar el resultado con todos los invitados!

Rincones temáticos DIY

Un rincón especial, al aire libre o dentro del lugar de celebración, que pueden hacer ustedes mismos y llenar con lo que quieran: juegos tradicionales activos para las primeras horas del evento (hula hoops, bolos, petanca, bates de béisbol, frisbee…), y al final de la tarde-noche, crear una atmósfera tranquila para que los niños se relajen, como consolas y vídeo juegos, materiales craft y manualidades, incluso montar un cine al aire libre con cojines y almohadas, mantas y palomitas de maíz.

Kid’s packs

Si aún así su bolsillo no se lo permite grandes despliegues y cuentan con pocos niños en la celebración, quizás la alternativa más fácil y económica para tener a sus niños  entretenidos es colocar en la mesa de los niños wedding favors o kits especiales para ellos, llenos de pomperos, puzzles, tizas o pinturas de colores con libros para colorear, pequeños juguetes… ¡Más felices no podrán estar!

Para los bebés

Los más chiquitines de 0 a 3 años, y especialmente los lactantes, necesitan la atención y supervisión constante de sus padres, así que un bonito detalle es proporcionarles en el restaurante o espacio de celebración un rincón o sala especial con cambiador, sillones cómodos para que las mamás den tranquilamente el pecho a sus retoños, microondas para calentar biberones y potitos, juguetes adecuados para su edad o cunas para sus pequeñas siestas.

Recordar contratar un número suficiente de cuidadores profesionales (uno por cada 2 ó 3 niños) para que puedan tener a todos los pequeños controlados y distraídos con los juegos o talleres, sin olvidar recalcar a los padres que ellos son los que tienen la responsabilidad última sobre sus hijos, por tanto deberán vigilarlos de vez en cuando para evitar cualquier percance en su boda. ¡Seguro que así  todos disfrutan  de un día inolvidable!

Fuente: zankyou.es

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Suscribete a nuestro Blog

Recibe todos nuestros nuevos articulos, te avisaremos por correo electronico.

Te has suscripto correctamente, Gracias !